miércoles, 16 de octubre de 2013

Rueda de prensa en la Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid)

En la mañana del martes 15 de octubre se dio a conocer ante la prensa la obra ganadora del Premio Rafael Manzano Martos 2013: el trabajo de Ignacio de Medina y Luis Fernando Gómez-Stern en las hoy conocidas como Casas de la Judería de Sevilla. 


En la fotografía, de izquierda a derecha: Ignacio de Medina, Richard Driehaus, Antonio Bonet, Rafael Manzano y Luis Fernando Gómez-Stern

En esta presentación Richard Driehaus habló primero de los orígenes y objetivos del premio por él instituido en España, destacando el carácter cívico y social de la arquitectura y el urbanismo tradicionales. Subrayó también su importancia para dotar a la ciudad de carácter, de especificidad, sin desatender lo particular del lugar y la cultura a los que pertenece. Reivindicó el retorno de los arquitectos al papel de "héroes culturales", capaces de preservar la identidad y el legado arquitectónico de nuestras diversas regiones.

Rafael Manzano llamó la atención sobre el grave proceso de destrucción que vienen sufriendo las ciudades históricas españolas, incluso aquéllas más estrictamente protegidas, al no contar ya los arquitectos con apenas formación en el lenguaje y las técnicas que les dieron forma. Criticó el actual modelo de enseñanza de la arquitectura, alejado de la preparación de los estudiantes para el trabajo digno y modesto que probablemente habrán de desempeñar e impulsados a convertirse todos ellos en genios, cada uno con sus propias reglas y su propio lenguaje. Se lamentó de cómo este proceder va convirtiendo nuestros conjuntos urbanos en verdaderas torres de Babel arquitectónicas, difuminándose poco a poco sus matices locales. Destacó cómo la sucesión de intervenciones dispares y lingüísticamente autónomas está degradando irreparablemente nuestra herencia cultural y cómo este proceso podría atajarse o al menos atenuarse con una buena formación de los arquitectos en un lenguaje reglado, más transmisible y más didáctico: el de la tradición, con todos sus matices y variantes locales.


Rafael habló también de cómo los barrios que constituyen nuestros conjuntos históricos, como la propia antigua judería premiada, coinciden todos ellos en una saludable imbricación de clases sociales, disponiéndose en continuidad las casas de ricos y pobres, evitándose así la aparición de guetos para las clases más desfavorecidas. Sin embargo, con frecuencia sólo los grandes palacios y monumentos son convenientemente protegidos, abandonándose a su suerte los edificios más populares, lo que poco a poco va dejando esa arquitectura monumental descontextualizada.   

Ignacio de Medina relató cómo fue su aproximación al mundo de la arquitectura y la restauración. Desde su infancia, transcurrida en la sevillana Casa de Pilatos, que él mismo restauraría más tarde, fue viendo desaparecer a su alrededor la Sevilla que él había conocido, y en especial sus construcciones más populares. Determinaría por ello ir adquiriendo numerosos inmuebles del centro histórico de la ciudad, con la heroica voluntad de salvarlos de la piqueta y de mantener su auténtica identidad tradicional. Tropezaría en este esfuerzo con múltiples trabas impuestas desde la administración, por lo que de su ambicioso plan podría únicamente llevar a cabo una pequeña parte: el conjunto de la antigua Judería sevillana, donde iría restaurando casa por casa la práctica totalidad de uno de los barrios de la ciudad.

Luis Fernando Gómez-Stern, el arquitecto que llevaría a cabo esta tarea junto a Ignacio de Medina, habló de cómo esa arquitectura considerada por muchos retrógrada, mimética o museística no sólo es compatible con la vida actual, sino que resulta mucho más moderna que la considerada como tal, pues, tal como el resultado de esta intervención muestra empíricamente, hace la vida contemporánea más amable y rica. Sin embargo, la arquitectura tradicional, con su lenguaje, sus técnicas y sus materiales, así como las reconstrucciones o reintegraciones con ellos están hoy prácticamente prohibidas o proscritas desde numerosas instancias, permitiéndose o promoviéndose únicamente las más modernas incrustaciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario