jueves, 26 de junio de 2014

Taller Internacional de Arquitectura y Urbanismo Tradicionales: Propuestas alternativas para el área de la Plaza de la Cebada (Madrid)


Organizado por el Premio Rafael Manzano Martos, gracias al patrocinio de la Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust, con la colaboración de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Notre Dame (Indiana, EEUU), la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, el Centro de Investigación de Arquitectura Tradicional (CIAT) e INTBAU España (International Network for Traditional Building Architecture and Urbanism).

El Mercado de la Cebada en la actualidad, habiéndose aprobado ya su demolición (fotografía: Alejandro Domínguez Rueda)

El taller nació con el objetivo ofrecer a los participantes métodos y criterios para intervenir como arquitectos en conjuntos urbanos consolidados desde una visión más sostenible de la forma de proyectar la ciudad, dirigida no sólo a enriquecerla espacial, social, económica y culturalmente, sino también comprometida con la preservación de las tradiciones que definen su identidad.


Proyecto actualmente aprobado para el área de la Plaza de la Cebada (Imagen tomada de la revista digital Jot Down)

Con este fin, un equipo de internacional de profesores, coordinado y dirigido por Samir Younés (University of Notre Dame) y Alejandro García Hermida (Universidad Alfonso X el Sabio) y del que también formaron parte Carmen Bueno (Universidad Politécnica de Madrid), Alejandra Gutzeit (University of Notre Dame), Javier de Mingo (Universidad Politécnica de Madrid) y Mark Santrach (University of Notre Dame),  ha trabajado junto a los participantes (Antonio Cañero Santisteban, Carlos Corchado Castillo, Alejandro Domínguez Rueda, Amalia Maria Dumitru, Andrea Figueroa Chaves, Celia García Albertos, Helena García Hermida, Ricardo González Granger, Marina López Porras, María Moreno Aguarón, Rosa Mouriño Pérez, maría José Moya Olmedo,Virginia Ripoll Tolosana y Estíbaliz Sierra Alegre) en la definición de una propuesta alternativa para el área madrileña de la Plaza de la Cebada, donde hoy en día está proyectado construir un inmenso edificio que albergará, entre otros usos, un gran centro comercial.

Imagen del equipo trabajando en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (fotografía: Alejandro Domínguez Rueda)
Imagen del equipo trabajando en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (fotografía: Alejandro Domínguez Rueda)
                                                     
La primera jornada contó con conferencias de Luis Maldonado Ramos (Universidad Politécnica de Madrid, donde es Director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid), Fernando Vela Cossío (Universidad Politécnica de Madrid) y Jaime de Hoz Onrubia (Universidad Alfonso X el Sabio), que proporcionaron a los participantes una visión general de la evolución urbana de la ciudad de Madrid, de la conformación de sus principales señas de identidad y de la génesis y evolución del espacio que hoy ocupa la Plaza de la Cebada, así como de los elementos arquitectónicos que han ido apareciendo y desapareciendo en torno a él.

Paisaje urbano tradicional de la ciudad, al que la nueva propuesta busca dar continuidad (fotografía: Alejandro Domínguez Rueda)

La propuesta alternativa centra su atención en crear espacios públicos que proporcionen una mayor calidad de vida a la población de la zona, en pensar una ciudad por y para sus habitantes, sin que ello vaya en detrimento de alcanzar las cotas de aprovechamiento del suelo que caracterizan a la proyecto actualmente aprobado para el lugar.

Vista general de la propuesta


En esta nueva propuesta el mercado, lejos de quedar oculto en un edificio compacto, se extiende por las plantas bajas de los edificios que circundan las nuevas calles y plazas propuestas, convirtiéndose así en espacios abiertos y permeables a la ciudad, en los que el espacio abierto público continúa siendo el principal lugar de encuentro y relación.

Vista de la nueva Plaza de la Cebada propuesta

La diversidad funcional, arquitectónica y social se entiende como un aspecto clave para garantizar la vitalidad y el éxito de los nuevos espacios públicos propuestos. Por ello, los espacios comerciales se complementan con viviendas, oficinas y edificios públicos que contribuyen a generar el enriquecedor tipo de vida urbana que la ciudad, cuando es bien diseñada, es capaz de albergar.

Vista de la nueva Plaza de la Cebada propuesta

Vista de la propuesta desde San Andrés

Los principales hitos arquitectónicos del conjunto se disponen de modo que sirvan de referencia visual en las diversos recorridos que o bien se dirigen hacia el lugar o bien se generan dentro del mismo.

En las fachadas que más soleamiento reciben se abren soportales en planta baja, de modo que sirvan de cobijo durante los largos y calurosos veranos madrileños.

Planta general de la propuesta

Se recuperan e incorporan al conjunto elementos arquitectónicos perdidos de la propia plaza e incluso de otros lugares de Madrid, buscando así perpetuar su memoria. Reaparecen así elementos como la Puerta de La Latina, hoy conservada junto a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, o la Fuente de los Galápagos, diseñada por el arquitecto Ventura Rodríguez para ser adosada a las Escuelas Pías de San Antón y hoy en día completamente transformada.

Vista de la propuesta desde la calle Toledo

Todo ello se ha concebido y proyectado de modo que armonice con la identidad del lugar, con las tradiciones arquitectónicas que han definido lo que hoy conocemos como el paisaje urbano propio de la ciudad de Madrid, un patrimonio único que, de no perpetuarse y enriquecerse, continuará desapareciendo progresivamente hasta su definitiva extinción.

Uno de los accesos a la nueva plaza desde el noroeste

Vista de la segunda plaza propuesta, conectada con la anterior y bautizada como Plaza del Mercado

Vista de la propuesta desde el Teatro La Latina

Vista del acceso a la plaza desde el suroeste

Para llevar a cabo este objetivo se desarrolló en paralelo un catálogo de soluciones constructivas locales que fueron luego aplicados en el diseño de los diversos edificios proyectados.


Catálogo de detalles constructivos

Se hizo también el cálculo de las superficies construidas totales asignadas a cada uno de los distintos usos: residencial, comercial, equipamientos públicos, espacio libre públicos, etc. Demostrando con ello que propuestas como ésta no sólo permiten crear una superficie mucho mayor de verdadero espacio público que en el proyecto hoy aprobado, sino que son además perfectamente viables desde un punto de vista económico.

Cuadro de superficies construidas obtenidas para cada uno de los usos planteados

Finalmente, el domingo 22 de junio, los participantes presentaron la propuesta en la propia Plaza de la Cebada ante el vecindario, siendo muy bien recibida por quienes se interesaron por ella.

El equipo presentando el proyecto en la Plaza de la Cebada (fotografía: Estíbaliz Sierra Alegre)


2 comentarios:

  1. Muy buen trabajo a todos los integrantes, ya que aunque el tiempo para la definición era reducido habeis conseguido un acabado de calidad, sentiros muy satisfechos :) Y seguir luchando por proyectos asi por este tipo de causas y arquitectura.

    ResponderEliminar
  2. Emilio Roldán Zamarrón27 de junio de 2014, 9:28

    Enhorabuena por el taller y por la propuesta. Otra ciudad es posible; aunque en realidad no es otra, es la que siempre ha sido.

    ResponderEliminar