miércoles, 13 de julio de 2016

SEVILLE SUMMER SCHOOL 2016 III _ Propuesta Final


El taller internacional de dibujo y diseño arquitectónico y urbano ha introducido a los participantes en el uso de la arquitectura y el urbanismo tradicionales como herramienta para el proyecto contemporáneo.

Tras el estudio inicial de las calles, plazas y casas-patio más característicos y atractivos de la ciudad de Sevilla, se han aplicado los conocimientos adquiridos al diseño de una propuesta para un nuevo barrio completo.



Vista de la propuesta para el Nuevo Barrio de la Cruz del Campo

Planta de la propuesta
Dibujo de Lucien Steil

Un objetivo prioritario de diseño fue dotar al espacio público de vitalidad y belleza. Por ello, se repartieron las zonas en torno a 6 plazas. A cada equipo se le asignó una sobre la que trabajar poniendo en práctica aquello que previamente se había tratado en las visitas y las conferencias.

Se propusieron edificios que albergan distintos usos, huyendo de la tendencia a zonificar que hace esclavos del automóvil a los habitantes de las ciudades. Se hizo hincapié en el control de las dimensiones y del carácter de los espacios públicos: las secciones de calle, el número de plantas, el tamaño de las manzanas, etc. En cuanto a la materialización de los volúmenes y espacios propuestos, se procuró buscar la continuidad con el legado arquitectónico de la ciudad.

Se presentó así un nuevo modelo de ciudad para el siglo XXI. Un modelo que no sólo no renuncia al mejor legado de la tradición arquitectónica local, sino que, creciendo desde el mismo y aprendiendo de él, busca enriquecerlo adaptándolo a los requerimientos de nuestro tiempo. Un barrio donde dotar de vitalidad y belleza a sus calles y plazas sea un objetivo prioritario en el diseño, donde sus habitantes no dependan del automóvil en sus quehaceres diarios, donde la ciudadanía no quede segregada en seriados y monótonos bloques de apartamentos según su diverso poder adquisitivo. 









 












































 
Para completar el trabajo, se partió de un hipotético Plan de Ordenación, sobre el que habría que tratar de incorporar todo lo aprendido. Se dividió en seis grupos a los participantes, cada uno de ellos a cargo de uno de los sectores propuestos. Participantes y docentes han tenido ocasión de intercambiar ideas y colaborar conjuntamente con alumnos y profesores de diversas nacionalidades en el desarrollo de propuesta.

En el proceso de diseño se hizo hincapié en el uso de acuarelas, lápices, pinceles, reglas, compases, escalímetros, ... recurriéndose a técnicas con las que los estudiantes y profesionales de la Arquitectura están cada vez menos familiarizados, al haberse olvidado la importancia del dibujo a mano a la hora de poder asimilar y diseñar espacios y elementos arquitectónicos con la escala y la proporciones correctas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario